“EXILE”

DORA GARCÍA (Valladolid, 1965)
Del 10 de septiembre al 15 de octubre de 2014

14125512861_d680cb7895_kDORA GARCÍA

“Exile”

Yo sé de un laberinto griego que es una línea única, recta.

Jorge Luis Borges, La muerte y la brújula, 1944.

Un aspecto importante de la obra de Dora García (1965, Valladolid, vive en Barcelona) siempre ha sido su evidente interés por la literatura y el lenguaje; la literatura como una condición previa para sus propios guiones y personajes, el lenguaje como posibilidad de crear comunidades y relaciones, como estructura del subconsciente, como código de acceso a sociedades secretas, como poesía. Muchas de sus obras relativamente recientes – como por ejemplo la ópera del mendigo (Skulptur-Projekte Münster, 2007), Lo inadecuado (Pabellón Español de la 54 Bienal de Venecia, 2011), Die Klau Mich Show (Documenta 13, Kassel, 2012), su reciente película La Sociedad Joyceana (XLVème Prix International d’Art Contemporain, Fondation Prince Pierre de Mónaco, 2013), o EXILIO (2012, en curso) – tratan de la cuestión de la representación, traducción y contextualización de la literatura (Bertolt Brecht, Antonin Artaud, James Joyce, Jacques Lacan, Ricardo Piglia, Philip K. Dick).

La exposición en la galería presenta cuatro grupos de obras que giran en torno a uno de los principales temas de García, la figura del “loco marginado”, Mad Marginal, o la marginalidad como posición artística.
Los Mad Marginal Charts (mapas del loco marginado, # 1, 2014) son una colección de 200 dibujos, diagramas que se transforman en diferentes instalaciones site specific al ser transcritos sobre grandes encerados, dando visibilidad a una compleja red de personajes, teorías y asociaciones.
La escultura Sinthome (2014) es una inscripción en una vieja puerta de la galería, desplazada a tal efecto. Hace referencia al famoso seminario XXIII de Jacques Lacan, “Le Sinthome”. Sinthome, una versión arcaica de la palabra síntoma, presenta la escritura de Joyce como una cuerda que amarra, con dificultad y precariedad pero eficazmente, una subjetividad rota.

Las tres esculturas tituladas Mezuzah (2014), dos umbrales de puerta realizados en madera y una instalación in situ, incluyen cada una de ellas un libro: “Books are the best things”, una antología de escritos antiguos hebreos; “Publikumsbeschimpfung/ Insulto al público”, de Peter Handke; y “Sur le theatre de marionnettes (Sobre el teatro de marionetas)” de Heinrich von Kleist. La colocación de estos libros en el lado superior de la jamba derecha o en el umbral se refiere a la tradición judía de la mezuzah (palabra que significa umbral): el texto como protección y como identidad.
La obra central, Exilio (2012-en curso, Tel Aviv, Vilnius, Buenos Aires, Madrid) es una colección de los más variados envíos postales (cartas, tarjetas postales, recortes, fotografías y documentos, todos ellos escritos o imágenes que hacen referencia al significado múltiple de la palabra exilio) que un grupo de artistas ha estado enviando a las diferentes instituciones que presentan la obra. Por tanto, es una pieza en tiempo real (que se construye al ser expuesta) y un esfuerzo colectivo iniciado por García, su inspirador Aldo Piromalli y sus colaboradores, Giulia Girardello, Mattia Pellegrini, Darius Miksys, Luciana Kaplun, Michal Bar-Or, Alma Itzhaky, Robertas Narkus, Runo Lagomarsino, Marie Orensanz, Magdalena Jitrik, Santiago García Navarro.

“En el origen, siempre hay un crimen. Este crimen no ha sido descubierto, es por tanto un secreto. Es un secreto dentro de otro secreto y además carece de importancia. Las cartas – la literatura y la narración de los hechos reales – han sido escritas para tapar ese crimen: Finnegans Wake es una carta, la Carta Robada es una carta, la Biblia es también una carta. Las cartas de Rodez también son cartas, escritas para tapar un crimen
Al crimen de leer le sigue el crimen de escribir. El estado natural del escritor y del artista es el exilio – que no tiene que ser equivalente al destierro. Roberto Artl en sus múltiples oficios y Franz Kafka en su propia familia y Georg Trakl en su farmacia conocieron el exilio. El exiliado no se reconoce en el espejo, comprende su lengua como extraña, no tiene ya a donde regresar, y a la vez, nunca se ha movido del mismo sitio. ¿Qué puede hacer? enviar cartas y leerlas.”. (Dora García, 2014)

 

Galería juana de aizpuru. barquillo 44, 28004 madrid. España. T: 34-913105561; fax: 34-913195286. e-mail: aizpuru@juanadeaizpuru.es